La comunicación interna como herramienta para desarrollar una cultura de aprendizaje y curiosidad

Desde la recuperación económica hasta la transformación digital, hay muchos desafíos importantes que deben abordarse en el 2023. 

Para liderar en este entorno es esencial activar nuestra curiosidad y hábitos de aprendizaje. Debemos ver nuestros lugares de trabajo como espacios de colaboración continua, donde cada decisión requiere más comunicación y puentes entre colaboradores para mejorar la toma de de decisiones y reducir la curva de aprendizaje.

Una manera de fomentar una cultura de curiosidad y aprendizaje es a través de la comunicacion interna. Los canales de comunicación sólidos pueden ayudar a romper los silos, alentar el diálogo abierto, fomentar la colaboración y promover una comprensión compartida de los objetivos y metas de la organización. Esto a su vez, puede ayudar a aumentar la probabilidad de que las personas se encuentren para compartir ideas y resolver retos en conjunto.

Sin embargo, simplemente crear una cultura de curiosidad no es suficiente. Los equipos de comunicación interna deben propiciar actividades que alienten a las personas a desafiar el status quo y empatizar con perspectivas e ideas diversas. La diferenciación no vendrá de siempre creer que cada persona tiene la respuesta, sino de estar dispuestos a ser curiosos y mantener una mente abierta para aprender colectivamente de los errores, fracasos y éxitos.

Es importante recordar que el aprendizaje no se trata solo de adquirir nueva información, sino también de desaprender viejas formas de pensar y dejar de hacer las cosas que ya no son relevantes o efectivas. Debemos aprender a aprender y aprender a desaprender. Ser capaz de adaptarse y evolucionar es crucial en el mundo acelerado de hoy, y comienza con la activación de nuestra curiosidad y hábitos de aprendizaje. Para ello, es importante la creación de un ambiente donde se valora y se alienta la experimentación, la colaboración y el aprendizaje continuo.

En conclusión, el desarrollo de un ambiente organizacional que favorece el aprendizaje y fomenta una cultura de curiosidad es esencial para el éxito a largo plazo de cualquier organización. Esto se logra mediante una comunicación interna efectiva y estrategias de aprendizaje continuo.

En el siguiente cuadro dinámico te brindamos algunas recomendaciones que se pueden desarrollar desde la comunicación interna: